Blogia
Contra el viento. El blog de Ignacio Alvo

Reflexiones sobre el mini-trasvase a Barcelona

El tema de este trasvase a Barcelona no es sencillo por varias razones. La primera porque el mini-trasvase a Tarragona, de donde partiría el agua para Barcelona, es uno de los 7 trasvases que ya sufre el Ebro y cuya concesión hay que respetar. Es decir, este trasvase no supone detraer más agua del Ebro, sino destinar a una zona y un uso distinto al de la concesión original el agua que ya se detraía. Como tal no estoy seguro de si el cambio de uso es suficiente para considerarlo un trasvase nuevo ni si el Gobierno de Aragón puede oponerse a él en base al Estatuto.

En segundo lugar, y una vez llegados a esta circunstancia de falta de agua en Barcelona por pura imprevisión y falta de inversión en infraestructuras hidráulicas, creo que no se puede dejar a ninguna ciudad, sea Barcelona, Valencia o cualquier otra de España, sin agua de boca. Para este uso yo estoy siempre dispuesto a ceder agua del Ebro, del Jalón o del Huerva, aunque exijo que se hagan las obras necesarias para no volver a llegar a esta situación.

En tercer lugar, entiendo que el PP quiera aprovechar la circunstancia para hacer oposición al gobierno y convoque una manifestación, pero,  ¿qué dirá Alcalde el dimisionario? ¿trasvase a Barcelona no, pero a Valencia sí?, o pedirá que se hagan todos los trasvases sin exclusión. Yo, de todas formas, a la manifestación me apunto, aunque sólo sea para recordar que Aragón sigue teniendo sed, que las Obras del Pacto del Agua siguen durmiendo el sueño de los justos, y que sin Yesa y sin regulación plurianual seguiremos teniendo problemas todos los años.

Por último, no me parece de recibo que el señor Camps exija agua del Ebro después de haber recurrido la construcción de todas  las desaladoras previstas en su territorio, y además base su exigencia en nombre de la solidaridad. Eso no es solidaridad. Es morro, puro y duro.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Ignacio Alvo -

Pues puede ser que tengas razón. En cualquier caso, si llegamos a esa situación, a mí no me asusta ni la soledad ni las travesías del desierto.
Un saludo

Pedro -

Me apunto yo a tus comentarios, y a todas manifestaciones que quieran motar los chicos del PSOE y PP locales, no creo que la sangre llegue al río, pero te aeguro que se empieza por unos sobrantes de nada y se terminará por mucho más, los contrincantes-mangantes son los catalanes de la gran Barcelona, foco de muchos poderes: economicos y mediaticos.Lo dicho vaticino tiempos de navegación en solitario, y mi bola me dice que hasta algún posible divorcio por imposible convivencia......
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres